Medidas contra la inflación no han sido suficientes: Empresarios

Tiempo de lectura 2 minutos aprox.

STAFF

TAMPICO. —La inflación que llegó durante el mes de marzo al 7.45 por ciento no se frenará con la estrategia presentada por el Gobierno Federal y a la cual bautizó como Paquete Contra la Inflación y la Carestía (PACIC), ya que en el país se carece de infraestructura y competitividad para contrarrestar las alzas de los precios a nivel mundial.

En este sentido, el Presidente del Consejo de Instituciones Empresariales del Sur de Tamaulipas, Íñigo Fernández Bárcena explicó que, esta medida creada por el Presidente de la República busca controlar los precios de los productos básicos, pero la situación se pudiera complicar los desabastos derivados por la pandemia del Covid-19 y el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania.

Mencionó que, México está viviendo la inflación más alta de los últimos 20 años, por lo que los ciudadanos están sufriendo con los altos costos para surtir sus despensas, pero además en el costo de los combustibles, que, a pesar de los subsidios, son de los más caros a nivel mundial.

Fernández Bárcena comentó que, las medidas antiinflacionarias asumidas por el Gobierno de la República no son eternas y han repercutido en el gasto público y el presupuesto para infraestructura, lo que también impacta en las economías de los estados y municipios.

“Se deben tomar acciones encaminadas a controlar la estabilidad de los precios, y que las medidas monetarias en este momento no son suficientes para cumplir con dicho objetivo, pero al mismo tiempo consideramos que las medidas no ortodoxas, como las anunciadas, deben de ir dirigidas hacia la inversión en infraestructura, tecnología, eficiencia y competitividad en lugar de solamente pensar en gasto corriente y subsidios”.

Agregó que, de la mano al PACIC, el Gobierno Federal debe trabajar en dar mayor seguridad en carreteras, porque es ahí donde la económica nacional sufre su mayor impacto, al registrarse asaltos al transporte de carga, lo que representa grandes pérdidas para las empresas, lo que repercute en el precio final de los productos.