A Ricardo Gamundi, dueño de ‘Electoralia’, el narco lo cuidaba: reveló testigo colaborador ante SIEDO

Tiempo de lectura 4 minutos aprox.

Alejandro Paz/La Expresión


CIUDAD VICTORIA. —El testigo colaborador, José Salvador Puga Quintanilla, alias “Pitufo”, reveló que el narcotráfico habilitó una casa de seguridad, cerca del domicilio de Ricardo Gamundi Rosas, dueño de la empresa “Electoralia”, para brindarle seguridad y poder hacer entregas de dinero sin ser grabado o fotografiado en la Capital de Tamaulipas.
En su declaración realizada en junio del 2011 ante la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), de la entonces Procuraduría General de la Republica (PGR), añadió que la confianza con el dueño de la empresa “Electoralia” se debió a que era intermediario y colaborador de los grupos delincuenciales de la zona desde el 2004.
Según su testimonio, dentro de la averiguación previa PGR/SIEDO/UEIDCS/012/2009, el grupo delincuencial al cual perteneció, rentó una casa de seguridad a un lado del domicilio de Ricardo Gamundi Rosas, a fin de tener gente para brindarle seguridad.
“Así como para hacerle entregas de dinero que iban dirigidas a Eugenio Hernández Flores y a otras personas del gobierno del Estado y así no fuera a algún lugar o que alguien lo grabara o le tomara fotografías al momento de tomar el dinero”, declaró.
El testigo colaborador afirmó que la última vez que vio a Gamundi Rosas, fue en el año 2008 y mencionó que habían sostenido reuniones en el bar denominado “El Ejecutivo” y en una quinta ubicada en el kilómetro Siete, de la carretera Victoria a Matamoros.
“En esta reunión me tocó transportar de Valle Hermoso a Ciudad Victoria, Tamaulipas, la cantidad de 25 millones de dólares en diez maletas en una camioneta tipo Avalanch de color negro, y ya encontrándome en la palapa del rancho, procedí a bajar las diez maletas y poniéndolas a la vista de Eugenio Hernández Flores (…) que le entregaba Heriberto Lazcano Lazcano (…) y ordenó a Ricardo Gamundi Rosas, Eduardo Rodríguez Berlanga y a Fernando Cano Martínez, que subieran las maletas con el dinero a una camioneta Suburban de color blanco”, relató.
En marzo del 2012 en una diligencia ministerial, alias “Pitufo”, reveló que en agosto del 2004 a Gamundi Rosas le fueron entregados en un camión de carga la cantidad de 50 millones de dólares en un rancho denominado “La Providencia”, ubicado sobre la carretera a Zaragoza, a unos minutos de la capital de Tamaulipas.
Puga Quintanilla huyó de Tamaulipas en 2007 después que el narcotráfico ofreciera 200 mil dólares por quien lo entregara a la organización delictiva.
Y en 2008 solicitó, a la entonces PGR, ser testigo protegido un mes después de ser detenido por el delito de secuestro en el Estado de México.
En 2013 la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) solicitó a un juez una orden de aprehensión en su contra, siendo detenido y trasladado ante autoridades estadounidenses.
Alias “El Pitufo”, se suicidó en una celda del penal de Texas, Estados Unidos donde purgaba una condena de 35 años por el delito de pedofilia.
Gamundi Rosas fue coordinador electoral y representante de partido ante los comités distritales y municipales, de la campaña de Óscar Luebbert Gutiérrez, quien también ha sido señalado en investigaciones federales por los delitos de delincuencia organizada.