Fétidos olores alertan a vecinos sobre muerte de maestra jubilada

Tiempo de lectura 1 min. aprox.

Otilio Núñez / La Expresión

En Tampico. El cuerpo sin vida y en avanzado estado de descomposición de una maestra jubilada, fue localizado la noche del miércoles sobre la cama de su recámara, ante el reporte de sus vecinos que detectaron los fétidos olores que emanaban del interior de la casa.

La vivienda se ubica en calle Miradores del fraccionamiento Colinas de San Gerardo, lugar al que se movilizaron en primer instancia elementos de la Policía Estatal Acreditable.

Los oficiales se entrevistaron con un residente de nombre Fernando, quien dijo que tenía aproximadamente una semana sin ver a su vecina, la maestra jubilada María del Carmen Acosta, de 58 años.

Al arribar elementos de la Fiscalía General de Justicia al sitio, se introdujeron a la vivienda, encontrando el cuerpo sin vida sobre la cama, presumiendo que la infortunada mujer pudo haber perecido por causas naturales, al no encontrar indicios de violencia en el interior.