Falla en autobús deja al pasaje ‘anclado’ un día sin agua ni alimento

Tiempo de lectura 2 minutos aprox.

Otilio Núñez / La Expresión

En Altamira. Abandonados a su suerte quedaron cincuenta pasajeros de un autobús de la línea “Rápidos de Zacatlán” que viajaban de Monterrey con destino a Coatzacoalcos, Veracruz, al descomponerse la unidad a la altura de la estación cuarentenaria, teniendo que esperar durante casi 24 horas para ser recogidos por otra unidad y así continuar su camino.

En el grupo viajaban 40 adultos y diez menores de edad, que sufrían de hambre y sed, mientras que en el área de maleteros fueron encontrados cinco cachorritos en muy malas condiciones, en un área pequeña y sin oxígeno, por lo que fueron asegurados por personal de ecología para ser valorados por un médico veterinario.

A baja velocidad la unidad alcanzó a llegar hasta la carretera Tampico-Mante a unos metros de la línea divisoria con Tampico, en donde autoridades de protección civil y del sistema DIF les dieron auxilio a los usuarios después de ser reportada la situación vía telefónica, arribando además médicos que valoraron a una persona hipertensa.

Esta situación a todas luces anómala, podría acarrear una sanción administrativa contra los propietarios de la línea de autobuses, señaló personal de Protección Civil, al poner en riesgo la salud de los usuarios por tenerlos en esas condiciones de insalubridad y abandono durante tantas horas, principalmente a los menores de edad.