El auditor ya no es confiable

Tiempo de lectura 3 minutos aprox.

Tinta Negra
Alfredo Guevara

Por la actitud asumida por el Auditor Superior del Estado JORGE ESPINO ASCANIO, pareciera que tiene más interés en defender, proteger o encubrir, que en ir contra los que, de una u otra forma, cometieron presuntas irregularidades en su labor como alcaldes.
Desde luego que eso no le conviene al Congreso local y por ende, ya se analizan acciones legales o reformas constitucionales que permitan destituirlo del cargo, porque se considera que a los diputados simple y sencillamente les está mintiendo.
Es decir, ESPINO ASCANIO no es una persona digna de confianza y por lo tanto, no se puede confiar en él, sobre todo por lo que pudiera ir tejiendo en contra de los alcaldes, ahora de extracción morenista.
Tampoco es confiable, si se toma en cuenta que su nombramiento y extensión del cargo, se lo debe a la anterior legislatura, en la que el Partido Acción Nacional tenía la mayoría legislativa.
Es decir, podría estar respondiendo al compromiso de los que lo impusieron, que cumplir con su labor e ir contra quienes abusaron en el ejercicio del poder y así no se puede.
Su asistencia ante la Comisión de Vigilancia del Congreso local no dejó a todos contentos y por el contrario, la consideraron como mediocre.
ASCANIO debería ser más abierto con la legislatura que apenas inicia y en lugar de deducir que las cuentas públicas no se pueden abrir, mostrar mejor disposición y proponer cómo se le puede hacer, para que se vuelvan a analizar ejercicios fiscales, entre estos el que hace más ruido, del ex alcalde XICOTÉNCATL GONZÁLEZ URESTI.
En otras palabras no cerrarse y estar en la mejor disposición. Tomando en cuenta que su labor como auditor debe ser objetiva e imparcial.
Desafortunadamente, con la actitud asumida, cerrada y determinante, demuestra que busca encubrir, defender o proteger, a los ex alcaldes con los que pudiera decirse, tiene un compromiso partidista, entre estos, GONZÁLEZ URESTI.
Y aunque pudiera decirse que JORGE ESPINO se encuentra protegido por el partido en el poder, todo principio tiene su fin.
La legislatura que coordina el diputado local de Morena ARMANDO ZERTUCHE ZUANI no puede estar maniatada a una persona como el Auditor Superior del Estado y menos que esté por encima de las decisiones del Congreso local.
JORGE ESPINO no genera confianza y tampoco coadyuva en las tareas de fiscalización del Poder Legislativo.
Por lo tanto, los diputados ya deberían estar buscando una persona que lo sustituya, antes de que pueda esconder información con la que se pueda juzgar la actuación de alcaldes como de aquellos que han tenido el manejo de los recursos públicos. En fin.