Se va de “farra”

Tiempo de lectura 3 minutos aprox.

Tinta Negra
Alfredo Guevara

No hubo necesidad de una fecha especial, para que el presidente del Comité Directivo Estatal del Partido Acción Nacional LUIS RENÉ el “cacharro” CANTÚ GALVÁN se diera tiempo para echarse una carnita asada, acompañada de bebidas embriagantes o amargosas.
En la merienda – cena, imperó cerveza y whisky, con cargo al presupuesto que maneja el CDE del PAN.
Vaya, ni siquiera tuvo que usar recursos de su salario como presidente o bien, como diputado local y Coordinador del Grupo Parlamentario del PAN en el Congreso local.
En todo caso, debería estar preocupado por las condiciones político electorales que imperan en el Estado, donde la percepción social es que ya no se quiere saber nada del PAN, su presidente optó por relajarse y, para tratar de evitar el golpeteo por la acción, invitó a uno que otro comunicador.
LUIS RENÉ el “cacharro” CANTÚ GALVÁN, es una persona afortunada, que en esta administración estatal ha recibido un trato preferencial, tras haber sido presidente de la Junta de Coordinación Política en la anterior legislatura.
Y pese a los resultados desastrosos que tuvo como presidente del CDE del PAN en la pasada elección, en la que perdió alcaldías de municipios que concentran el grueso de la población y por ende, la mayoría en el Poder Legislativo, el “cacharro” se sigue privilegiando.
De hecho, por su labor como presidente del CDE y Coordinador de los diputados en el Congreso local, el “cacharro” tiene una percepción económica que supera en suma, los 164 mil pesos en forma mensual.
Es decir, 88 mil 125 pesos como presidente del CDE y otros 13 mil 617 de diputado y 62 mil 864 pesos por gratificación, de acuerdo a una investigación realizada por el periódico digital “La Expresión”.
La francachela, aducen que fue prácticamente la despedida en la dirigencia estatal del PAN.
Por cierto, el “cacharro” tuvo que disculparse con el diputado federal GERARDO PEÑA FLORES a quien en un principio lo excluyó como un tercer prospecto del PAN para obtener la precandidatura a gobernador.
Y es que CANTÚ GALVÁN ya no quiere un tercero en discordia, toda vez que piensa jugársela con JESÚS NADER o CÉSAR VERÁSTEGUI.
En la merienda-cena, se abordaron temas al calor de las bebidas, en los que cometió más de una indiscreción, sobre todo, cuando habló del tema del proceso interno para la elección de prospecto a gobernador.
A CANTÚ GALVÁN poco o nada le interesa si el PAN tiene continuidad o no, toda vez que como diputado tiene para seguir cobrando, lo que le resta a esta legislatura. En fin.