Reconoce Peraza Guerra esfuerzo de papás en regreso a clases

Tiempo de lectura 2 minutos aprox.

Rufino Aguilera / La Expresión

En Tampico. La representante del Gobernador de Tamaulipas en la zona sur, Magdalena Peraza Guerra, reconoció el esfuerzo que están realizando los padres de familia en la compra de insumos para que abran las escuelas y regresen sus hijos de inmediato a las clases presenciales.

La ex alcaldesa porteña, acudió a la entrega de 169 kits de desinfección para varios planteles educativos efectuados en las oficinas del CREDE Tampico.

“Sabemos que no es suficiente estos apoyos, que se requieren mucho más kits, pero esto es una ayuda para cualquier escuela porque sé que ha sido difícil el arranque del retorno a clases presenciales a un año ocho meses de estar cerradas, donde hubo robo de cable de luz, tubería de agua, aires acondicionados, aun así los padres de familia han hecho un gran esfuerzo, por eso quiero decirles que en todas las escuelas que he visitado han están colaborando al cien junto a los maestros para que sus hijos puedan volver a clases”, explicó.

Detalló que estuvo en la reapertura de la escuela primaria Mariano Matamoros, donde si bien no abrió en las mejores condiciones como lo hizo la Justo Sierra, tanto los maestros y padres de familia hicieron un gran esfuerzo qué hay que valorar, por lo que como funcionaria se comprometió con el director a conseguir unas cubetas de pinturas para mejorar el entorno del plantel.

“Los cargos públicos son para ayudar y por eso ando buscando la donación de pintura, porque me comprometí con esa gente para irle a pintar sus aulas, como maestros sabemos que es muy importante que el niño o el joven cuente con un ambiente limpio, que lo motive mucho más a estudiar porque cuando está en entornos agradables se está más eficiente”, agregó.

Recordó que la escuela primaria Mariano Matamoros, su población estudiantil proviene del norte de Veracruz, es decir, del otro lado del Río Pánuco, de no haber abierto de nueva cuenta sus puertas este plantel corría el riesgo de cerrarse para siempre.