Titular de Salud le ‘echa un ojo’ a construcción del Hospital General

Tiempo de lectura 3 minutos aprox.

Rufino Aguilera/La Expresión


En Ciudad Madero. —La titular de la Secretaría de Salud de Tamaulipas (SST), Gloria de Jesús Molina Gamboa, realizó un recorrido en las instalaciones de lo que será el Hospital General en esta localidad, el cual lleva ya seis años en obra negra y no ha sido entregado a la población.
Este Hospital, una vez concluido, beneficiará a 200 mil personas. La construcción del hospital inició en el 2015 y era un compromiso presidencial del ex presidente de México, Enrique Peña Nieto; sin embargo, la constructora que era originaria del Estado de México no cumplió con el contrato, por lo que le fue retirada la obra.
Molina Gamboa estuvo acompañada por representantes de la Dirección General de Planeación y Desarrollo en Salud a nivel Federal; de la directora del Plan Maestro Sectorial, Rosalina Gallegos Vargas; del subdirector del Plan Maestro, Jesús Rodríguez Márquez y del subsecretario de Planeación y Vinculación Social de la SST, Juan Filiberto Torres Alanís.
Fue a principios del mes de octubre, que el Gobierno de Tamaulipas, reactivó la construcción del nuevo Hospital General, ya que la obra estuvo parada por espacio de unos tres meses por falta de recursos de la Federación.
En el lugar trabajan 200 obreros que fueron contratados por la nueva empresa constructora, así lo dio a conocer Carlos Campos Castillo, secretario general de la Federación Local de Trabajadores.
El año pasado, el Gobierno de Tamaulipas, anunció la aplicación de un contrato por 180 millones de pesos para el Hospital General de Madero, mientras que otros 300 millones de pesos serían aportados por el Gobierno Federal a través del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).
Para finales del 2021 existe un contrato para realizar los trabajos de instalación eléctrica, ventanas e imagen, aún faltarían ciertas ampliaciones de áreas, ya que el proyecto fue modificado al que se planteó hace seis años.
Campos Castillo, añadió que logró un acuerdo con la empresa y firmaron el contrato colectivo y de las 200 personas que laboran, 150 pertenecen al sindicato y las otras 50 son de confianza.