Sin vacunas ni agua, difícil regresar todos a salones: Padres de Familia

Tiempo de lectura 2 minutos aprox.

Clemente Zapata M. / La Expresión

En Ciudad Victoria. El regreso a clases presenciales se enfrenta a dos resistencias: la falta de vacunación en los menores y la falta de agua en las escuelas, dijo Miguel Ángel Tovar Tapia.

Por lo anterior se amplió la fecha para que el regreso total a los salones que, del 15 de noviembre de este año, se corrió para el próximo siete de febrero del 2022.

“¿Por qué esa fecha?, porque también se está previendo que el tema de las posadas, el tema de año nuevo; que ya no se registren los contagios que se están dando hasta la fecha y es de esperar que se vaya a la baja en esa fecha (siete de febrero)”, comentó.

El también presidente de la Sociedad Estatal de Maestros y Padres de Familia citó: “La falta de agua es uno de los factores que más están pegando en las escuelas de la periferia, sobre todo del sector poniente”.

Agregó que hasta el momento desconoce qué estrategias o medidas adoptarán las autoridades municipales o estatales pues una de las condiciones básicas para evitar los contagios del Covid-19 es el lavado frecuente de manos y, al menos en la Capital, un 30 por ciento de las escuelas no tiene agua.

“Los mencionados kit o paquetes para poder fortalecer los protocolos de ingreso a las escuelas son muy austeros, por parte de la autoridad”, remarcó Tovar Tapia.

A lo anterior, se suma el hecho de que los menores de edad, que tienen una comorbilidad, apenas están empezando a vacunarlos, sin que se tenga una fecha para quienes no sufren de este tipo de padecimientos, comentó el Líder de la Sociedad de Padres.

“Existe mucha desconfianza, mucho escepticismo, en temas que dejan espacio para muchas dudas, para muchas preguntas, derivado de la pérdida de confianza por los cambios imprevistos del color del semáforo covid”, finalizó.