Teachers protestan ante Congreso; demandan les reconozcan antigüedad

Tiempo de lectura 5 minutos aprox.

Clemente Zapata M. / La Expresión

En Ciudad Victoria. A pesar de haber recibido sus bases y con ello las prestaciones de ley, un grupo de “teachers” protestó esta mañana frente al Congreso local para exigir el reconocimiento de su antigüedad laboral.

El maestro de inglés, Aldo Nahum Ortiz Zapata, identificado como vocero del movimiento, dijo que buscan que el Congreso asigne un presupuesto para maestros de inglés que buscan pensionarse y no lo pueden hacer porque apenas tienen cotizados tres años, desde el 2018 a la fecha.

“Hay al menos unos 300 maestros que están en edad de pensionarse por porcentaje dentro de la Ley del Ippset, por cesantía, que tienen hasta 80 años y siguen laborando; pero no lo pueden hacer con una pensión porque apenas tienen cotizados tres años”.

Ortiz Zapata dice que la ley marca tener 15 años de antigüedad y 55 años de vida en mujeres, así como 57 en hombres, para poderse pensionar con un porcentaje que, según la edad, podrían recibir el 50 por ciento de su sueldo.
“El problema tiene 20 años y hay maestros iniciadores en el programa de inglés que ya está en la situación de poderse pensionar por porcentaje y no lo pueden hacer”.

Por otro lado, Ortiz Zapata detalló que, al apenas iniciar su cotización desde hace tres años (2018), no tienen acceso a ciertas prestaciones como bono por fallecimiento, ya que para aplicarse esta prestación deben tener cotizado diez años y en este caso apenas llevan tres años de cotizaciones reconocidas.

En el 2019, a los maestros de inglés, les entregaron una carta compromiso en la Secretaría de Educación de Tamaulipas, donde la Dependencia se comprometía a respetar la antigüedad, “cosa que después de tres años no se ha cumplido”.

Agregó el “teacher” que, para tener acceso a una pensión, cada maestro debe pagar una parte proporcional de las aportaciones al Ippset, que es de un 30 por ciento.

“El problema es que el Ippset quiere que le paguemos lo que le corresponde de aportaciones por todos los años laborados, pero el patrón no quiere pagar todo lo que por ley nos corresponde, que son las primas vacacionales, compensaciones, los aguinaldos, ni los sueldo durante los periodos vacacionales de julio y agosto”.

Abundó en el tema Ortiz Zapata y dijo que la ley del Ippset marca que el trabajador debe contribuir con el 30 por ciento de las aportaciones y el Ippset con un 70 por ciento.

“Si se basa en una suma de un millón de pesos, el trabajador debería pagar 300 mil pesos; si nuestro salario es de cuatro mil pesos a la quincena, de dónde vamos a sacar esos 300 mil pesos y luego lo pedían en una sola partida”, dijo
Y agregó: “Esta cantidad depende mucho del número de años cotizados porque hay maestros que entraron en 2001, 2005 y se regularizó la situación a partir del 2018, de manera que varían los montos”.

Además, algunos de los maestros que fallecieron de Covid-19, no los pudieron pensionar porque sólo les reconocieron la antigüedad desde el 2018 a pesar de que el maestro fallecido comenzó a trabajar desde el 2001 o 2003 “y sus familias se quedan sin gozar de todos los beneficios que debían tener”.

Para finalizar Ortiz Zapata rechazó tener temor a que esta administración se vaya y no les resuelva, ya que confía en las autoridades, por lo que están en espera de una respuesta favorable.

Son dos mil 140 maestros de inglés en Tamaulipas que enfrentan este problema de falta de reconocimiento a su antigüedad, de los que un contingente menor acudió al Congreso local.