Falsa doctrina

Tiempo de lectura 6 minutos aprox.

Maremágnum
Mario Vargas Suárez

Mucho se habla, no de ahora, de todos los tiempos de la corrupción en nuestro país. En el sexenio de 1982-1988 de Miguel de la Madrid Hurtado (1934-2012), tuvo como lema de campaña para la presidencia “La Renovación Moral de la Sociedad” porque pretendía el combate contra la corrupción como forma de gobierno. Desde luego fracasó.
Cada sexenio presidencial es el mismo discurso sobre el tema y los ciudadanos en su gran mayoría, aún los apolíticos, solo oímos sin atrevernos a exigir, porque sentimos no tener la oportunidad y cuando hay esa posibilidad… Tampoco por temor a las represalias personales o familiares.
No solo en la campaña presidencial de Manuel López, sino en los años que lleva en el gobierno hasta parece una oración, aunque han surgido evidencias de que familiares y colaboradores muy cercanos han caído, solo que en otros tiempos eso fue, delito, ahora son aportaciones, según el presidente López.
El martes por la mañana en Imagen TV, escuché a una comentarista cuando se refería a la Chimoltrufia, el personaje creado por Roberto Gómez Bolaños (1929-2014), y su paráfrasis característica “Así como digo una cosa… digo otra” y la relación se hace en referencia a otro personaje, pero de la vida real.
El título de hoy me parece que lo identificamos con el presidente Manuel López, quién a puerta abierta, a los cuatro vientos ha ‘peleado abiertamente’ contra la corrupción que priva en el país, como consecuencia de ‘otros gobiernos’, principalmente los que él llama neoliberales y a los que perteneció.
Llama mi atención una nota de la Casa Editorial Milenio, cuando endosa al presidente Manuel López: “Se quedaron con las ganas… de que se iniciaran juicios contra Marcelo Ebrard por el derrumbe de un tramo de la Línea 12 del Metro, porque la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX)… depende de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum”
Este solo texto tiene varias lecturas y en ninguna asoma la idea de honestidad, anticorrupción, pero sí la de nepotismo, parcialidad, uso del poder, etc., etc., porque bien se puede calificar como una expresión burlona, cómplice, que denota el poderío no solo ‘cobijando’ al ahora Canciller Marcelo Ebrard Causaubón por la irresponsabilidad que pudo haber tenido; sino que acepta lo que tanto se ha dicho en otros temas, el manejo a su arbitrio de las instituciones, como la Fiscalía General de ¿Justicia? de Claudia Sheinbaum.
Aunque intentó componer su emoción de defender a su carnal Marcelo, el presidente de los mexicanos aceptó que la investigación de la Línea 12 el Metro está a cargo de la FGJ capitalina, por lo que aseguró que “…no se tiene el propósito de proteger a ninguno de los posibles implicados.” ¿Mayor burla?
Y no quitó el dedo del renglón triunfalista: “Es parte también de lo mismo, a lo mejor estaban esperando que la fiscalía de la Ciudad de México como es Claudia o depende de la jefa de Gobierno, le iban a hacer juicios a Marcelo, a lo mejor estaban esperando eso y se quedaron con las ganas y de todas maneras están enojados”, subrayó.
Como es su costumbre, el presidente López utilizó sus hirientes y sarcásticas figuras literarias ‘respirar profundo… hacer ejercicios de respiración… no te calientes granizo”.
La Fiscalía de la CDMX de la abogada Ernestina Godoy Ramos (1954), pidió al Poder Judicial de la capital la orden de presentación de 10 implicados en el caso de la Línea 12 del Metro, pero en ningún momento se menciona a personajes ligados a Marcelo Ebrard o Claudia Sheinbaum, incluso ni a la exdirectora del Metro.
Antes de cerrar este espacio vale la pena el comentario de la nada acertada dip., Patricia Armendáriz en relación a la petición que hizo, vía Twitter, a padres, madres y enfermeras sobre evidencias de desabasto de medicamentos y afirma que tal aseveración es una mentira de la oposición porque nadie le presentó nada.
No se entiende no que solo una mujer empresaria, originaria de la misma tierra que vio nacer a Elba Esther Gordillo, La Maestra, sino incluso con estudios hasta en el extranjero, se atreva a dudar de esta verdad.
Se comprueba una vez más que LU (lambiscones Unidos) nunca se van a terminar, sea el gobierno del color que quiera.
Una invitación muy seria, busque en internet quién es la diputada Patricia Armendáriz y con toda seguridad se sorprenderá no solo de sus actividades habituales, sino de su preparación profesional y su ingreso a la política del país. No se puede negar con lo del Twitter, se voló la barda de los aspiracionistas.