Todo dicho en la UAT…

Tiempo de lectura 8 minutos aprox.

CENA DE NEGROS 

Marco Antonio Vázquez Villanueva 

Un pronunciamiento del Patronato Universitario parece sellar el destino de la UAT, es el contador Guillermo Mendoza Cavazos el próximo Rector de la máxima casa de estudios de Tamaulipas, y llegará como único candidato al final del proceso. 

Es un uateño cien por ciento, estudio para contador en la UAT, es catedrático en Comercio Victoria, tiene postgrados en Reino Unido, es investigador del área de administración y contaduría, además ha ocupado cargos en la rectoría que lo hacen idóneo para lo que necesita la universidad. 

Los pronunciamientos de los dirigentes universitarios ya se están dando, poco a poco y de forma constante, ya circula uno y luego otro boletín emanado de las direcciones o de los campus universitarios, pero le decía, por si eso fuera poco los integrantes del Patronato Universitario, representantes ciudadanos de cada una de las sedes de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) en el norte, centro y sur del estado, coincidieron en reconocer los más recientes logros académicos y financieros de esta institución, áreas que precisamente han estado a cargo del Contador Guillermo Mendoza Cavazos. 

El patronato sostiene que por informes de calificadoras nacionales e internacionales, “se observa un manejo ordenado, transparente y eficiente de los recursos presupuestales, cuyos logros se reflejan en indicadores académicos que garantizan una educación de calidad”. 

El Patronato realmente es el que se encarga de vigilar y acrecentar el patrimonio de la UAT; sus integrantes son miembros de la sociedad civil, liderazgos con reconocido prestigio y competencia profesional en Tamaulipas, y su informe lo hicieron frente al Rector José Andrés Suárez Fernández que este año acaba su periodo para el que fue electo y ya informó que no se va a reelegir. 

Destacaronlos del Patronato, en datos, que la agencia calificadora Standard and Poor’s Global Ratings (S & P), confirmó la calificación ‘mxA+’ en la escala nacional con perspectiva crediticia estable, subrayando el buen manejo académico y administrativo de la UAT en el escenario de la pandemia, mientras que Fitch Ratigns, otorgó a la UAT la calificación AA (mex) con perspectiva estable, una de las más altas asignaciones de calidad crediticia que otorga esta agencia a las universidades públicas mexicanas. 

Los miembros del Patronato felicitaron por este logro ya que considera a la Universidad sin impacto significativo ante la contingencia sanitaria por COVID-19 y con prácticas sostenidas de gestión y administración adecuadas y efectivas en temas como gobernanza y transparencia de la información financiera, así como en la implementación de su Plan de Desarrollo. 

Por supuesto, los logros se los atribuyen al actual rectorado, pero solo no ven quien no quiera ver que llevan especial dedicatoria. 

Quizá por eso el énfasis del Patronato cuando reconoció al rector José Suárez, por la eficiencia y transparencia del ejercicio presupuestal, al conocer los dictámenes favorables emitidos en las recientes auditorías externas al ejercicio de los programas presupuestales del estado y la federación, que recalcan la transparencia, el cumplimento de la normativa y la gestión razonable de los recursos. 

Y claro, además hubo otros aplausos del Patronato, como el reconocer como un logro en grado de excelencia la apertura en 2020 del Canal Universitario, la señal de televisión de la UAT que, con transmisión en vivo, ofrece programación documental y educativa, además de informar sobre el acontecer académico y estudiantil de la casa de estudios, además que consolidación de ese proyecto puso a disposición del público la app de información académica y medios de comunicación “Tu Canal Universitario” para dispositivos móviles y de escritorio, que proporciona, entre otros servicios, toda la oferta educativa, el acceso a la transmisión en vivo del canal y a los distintos medios informativos de la Universidad. 

En suma, el informe al respecto dice que el Patronato…  

“Se mostró satisfecho también de que la UAT ha mantenido su calidad educativa a pesar de la pandemia, y entre los logros de este renglón destacó la actualización curricular de sus 82 programas educativos, 42 de los cuales fueron acreditados en los dos últimos años por organismos externos de evaluación, lo que representa tener certificados a nivel nacional por su buena calidad 81% de los programas educativos evaluables. 

“Los integrantes del organismo colegiado estimaron como un éxito más la creación del Centro de Capacitación y Profesionalización Docente (CICAD), que ha impartido 26 cursos a docentes y 2,581 capacitaciones pedagógicas. 

“De igual manera, valoraron el esfuerzo de la administración rectoral para proteger la salud del alumnado, destacando que, a partir de marzo de 2020, cuando se decretó la emergencia mundial por COVID-19, la UAT implementó con éxito el Plan Académico Tecnológico para continuar con clases a distancia, lo que además le permitió capacitar a sus más de tres mil maestros con setenta cursos en el uso de herramientas para clases a distancia y crear casi cuarenta mil grupos virtuales de clases. 

“Subrayaron la relevancia del Verano Integrado 2020, que se ofreció para recuperar clases online, así como del Verano Práctico Presencial y el Verano en Línea 2021 como opciones híbridas de clase virtual y práctica presencial. 

“Elogiaron también que la Universidad haya adaptado exitosamente al modo virtual sus eventos institucionales, siendo ejemplar la realización en línea de la Expo Orienta 2021, que reunió a 1,400 estudiantes de bachillerato, y Conoce Tu Universidad 2021, que registró más de 4,000 estudiantes de nuevo ingreso”. 

En resumen, en la UAT ya solo falta formalizar el proceso de elección, los hechos muestran que el rector siguiente será Guillermo Mendoza Cavazos, para bien de la universidad, uateño por los cuatro costados, estudio en la Facultad de Comercio Victoria de la cual es contador y casi toda su vida profesional la ha llevado a cabo en esa institución, ya sea como catedrático, investigador o como funcionario en las áreas de administración y finanzas en la Rectoría.