Verano criminal…

Tiempo de lectura 4 minutos aprox.

Rosa Elena González

“Verano peligroso, verano criminal” estrofa de una canción interpretada por ALEJANDRA GUZMAN pero que aplica bastante bien en estas fechas de calor, carestía, desempleo y pandemia infernal. 

En esta temporada además de que se tienen los días más largos y el calor siempre se siente con mayor intensidad se tiene, por segundo año, otra variante, un virus que sin distingo de estaciones del año continua atacando criminalmente. 

Por lo tanto se tiene que estar muy alerta ante los peligros que asechan en este verano peligroso, verano criminal. 

¿Qué tenemos que hacer? Pues de entradita y como objetivo principal, no relajar las medidas de salud para evitar que el virus del COVID criminal continúe propagándose. 

No es que se quiera ser aguafiestas en estas vacaciones, pero la recomendación es que si se sale a vacacionar hacerlo con precaución sin arriesgarse ni arriesgar la familia a un contagio. 

Ahora no solo se trata cuidarse del intenso calor y enfermedades como afectaciones de la piel por la exposición a los rayos del sol o de las infecciones intestinales, recodemos que hay un peligro mayor, el COVID-19. 

Aunque tampoco se debe olvidar que en estas fechas y debido al calentamiento del ambiente y los candentes rayos del sol también es cuando más afectaciones emocionales, hasta desquiciamientos, se tienen, así es que si, si es un verano peligroso en el que es necesario tomar precauciones. 

Pero aparte del COVID y todos los males que se desencadenan por el intenso calor y efectos de la canícula, criminal será el verano también para muchas familias que por mitigar un poco los estragos de las altas temperaturas el gasto de energía eléctrica serán mayor y claro también el cobro de la luz. 

Y es que muchas familias muy afuera alcanzan para pagar los servicios básicos y con el aumento al consumo de energía eléctrica, sin empleo, más el incremento al costo del kilo de tortillas serias complicaciones tendrán. 

En fin, la situación es que es necesario ser precavidos y extremar cuidados en este verano peligroso, para no resentir un verano criminal a cuidarse de los golpes de calor, no gastar más de lo que se tenga en vacacionar y atender las recomendaciones de salud, cuando menos continuar utilizando el cubre bocas, lavarse frecuentemente las manos, usar gel antibacterial, además de cuidar de la sana distancia pues el COVID-19 sigue causando estragos, en estas fechas no dará tregua, el virus hasta en vacaciones estará al asecho esperando el momento para atacar. 

Con altas temperaturas por la canícula, el alza a productos de la canasta básica, aumento en el gasto de energía eléctrica, desempleo y COVID, este verano si es peligroso, es criminal.