Y si, es un maldito…

Tiempo de lectura 4 minutos aprox.

Rosa Elena Gonzales

Tristemente en los medios de comunicación y redes sociales dan cuenta que los casos de COVID19 se han incrementado en nuestro Estado. Que se corre el riesgo que se colapsen economías y hospitales.
Y es que el maldito COVID19 parece está cobrando el que por un tiempo se le ignorará, que la mayoría de la gente se relajara y desatendiera las recomendaciones sanitarias.
La verdad, como dijera Molotov en una de sus canciones, “ya se veía venir”, lo que está sucediendo con el aumento de casos de COVID era algo que se esperaba por el número de reuniones y eventos masivos que se realizaron.
Además, aunque se advirtió mucho sobre lo que podía suceder bajamos la guardia y hasta sobraron los que aseguraron que el virus estaba acabando, cuando lo cierto es que sigue galopando libremente, sin control y ataca a la menor provocación.
Ahora nos damos cuenta que el virus ataca a gente vacunada, pues la vacuna por buena que sea, no protege al cien por ciento.
Igual hay personas que nuevamente están infectados, lo peor, la nueva cepa es muy agresiva, razón por la que es urgente que todos tomemos las medidas necesarias, hagamos conciencia que es serio lo que está sucediendo, con la salud y vida no se juega.
El ser parte ya de las estadísticas de contagios de COVID y estar por culpa del virus fuera de circulación más de un mes y aun padeciendo las secuelas obliga a advertir sobre la gravedad del caso.
Nos tocó vivirlo, a pesar de que desde que se supo del virus se atendieron las recomendaciones de salud, no se salía de casa si no era necesario, al llegar a un restauran desinfectabas hasta donde te sentabas, cuidabas la sana distancia en los supermercados, no se acudía a eventos masivos y el gel con alcohol y cubrebocas era parte de la vida, el COVID aprovechando la debilidad pulmonar ataco, y créame, es espantoso.
Siempre dije que era un maldito virus, pero ya comprobé que efectivamente es de lo peor, que te ataca sin piedad y se vuelve más peligroso cuando se hace acompañar de neumonías, es mortal.
Hoy puedo decir que la estoy contando, continúan las secuelas y la recuperación será paulatina pero tenemos otra oportunidad de vida, gracias a DIOS, la familia, las oraciones de amigas y amigos, y claro, al DR. EDUARDO MARTINEZ BERMEA y su equipo médico que día y noche se encargaron de sacarnos adelante.
La recomendación para todos es continuar cuidándose pues el virus se ha fortalecido. Cierto es que tiene un tiempo de permanencia en cada organismo, pero cuándo la cepa es agresiva va acompañada de neumonías es muy peligroso, te pone cara a cara con la calaca, además los daños colaterales son muchos. Si, el COVID es un maldito.