ALFREDO GUEVARA
ALFREDO GUEVARA

Cambios y despidos

Tiempo de lectura 4 minutos aprox.

Tinta Negra
Alfredo Guevara

Al menos 67 recursos de inconformidad ya están en manos del Tribunal Electoral del Estado de Tamaulipas.
Como era de esperarse, los han interpuesto las representaciones del Partido Acción Nacional, Movimiento de Regeneración Nacional, del Trabajo y Fuerza por México. Este último, desconocemos a qué le tira, toda vez que ni siquiera alcanzó el tres por ciento de la votación. O bien, quizá a eso es a lo que aspira.
Lo cierto es que la magistrada BLANCA ELADIA HERNÁNDEZ ya sostuvo una reunión previa con cada uno de los magistrados del Tribunal Electoral, con la idea de empezar a desahogar cada uno de estos medios de impugnación.
De entrada, acordaron que no habrán de llegar a la fecha fatal, es decir al 20 de agosto, y antes, habrán de solucionar en esa instancia jurisdiccional cada uno de los asuntos, pos electoral, derivado del resultado de la elección de ayuntamientos y diputaciones locales por el principio de mayoría relativa como de representación proporcional.
No hemos tenido acceso a los medios de impugnación, aunque de antemano se sabe que pueden ser recursos de inconformidad con los que piden los que no pudieron ganar en las urnas y quieren hacerlo en la mesa, la nulidad de casillas, el cómputo final de la elección, la constancia de mayoría que se entregó a los ganadores electos y hasta la declaración de validez.
La idea de la magistrada BLANCA ELADIA es que emitir sentencia antes del 20 de agosto, la siguiente instancia jurisdiccional, es decir la Sala Regional del Poder Judicial de la Federación con sede en Monterrey, también tenga el tiempo suficiente para el análisis y el desahogo de los asuntos que pudieran llegar, toda vez que más de un partido político no quedará conforme con la resolución del Tribunal Electoral de Tamaulipas y con toda seguridad apelen a un recurso de reconsideración, incluso, hasta en la Sala Superior.
Hasta donde sabemos, la instancia jurisdiccional federal dispone hasta el 30 de septiembre para resolver los recursos que pudieran presentarse, tomándose en cuenta que el uno de octubre, alcaldes y diputados locales electos, entran en funciones.
Pero aun así, tanto la Sala Regional como la Especial pueden pasarse de esas fechas y resolver de manera extraordinaria.
El caso es que los recursos de inconformidad ya están en manos de los magistrados locales y si otra cosa no sucede, a más tardar la próxima semana, sino es que antes, se lleve al pleno entre 20 y 22 asuntos por resolver.
Habrá que destacar el trabajo de magistrados y magistradas del Tribunal local, de los que es mínimo el porcentaje de los asuntos que le revocan los magistrados federales.
En otras palabras, ojala y entiendan las representaciones políticas el mensaje, en el sentido de que, si en lo local no les conceden la razón, difícilmente les dirán que si las siguientes instancias jurisdiccionales.
Por cierto, ya entró en análisis el ajuste que vendrá en dependencias como la Secretaría de Bienestar Social en cuestión de semanas, tras los resultados de la última elección, en donde está por demás comprobado que la política social no está siendo aplicada de manera correcta, por quienes en este caso, tienen el don de aterrizarla. Obvio que habrá despidos, cambios y ascensos. En fin.