ALFREDO GUEVARA
ALFREDO GUEVARA

Unos se caen, otros se fortalecen

Tiempo de lectura 4 minutos aprox.

Tinta Negra
Alfredo Guevara

Al Partido Acción Nacional le resta poco más de un año para sacudirse el resultado de la última elección y prepararse para la contienda que viene en el 2022, la de Gobernador del Estado.
Uno de los primeros pasos, tendría que ser la renovación del Comité Directivo Estatal del PAN, empezando por su presidente LUIS RENÉ el “cachorro” CANTÚ GALVÁN, que demostró no ser la persona ideal, tras el rotundo fracaso de la última elección en Tamaulipas, en la que sólo ganó alrededor de 30 municipios de tabla media para abajo en cuanto a la cantidad de electores, seis diputaciones de 22 por el principio de mayoría relativa y tres de nueve legisladores federales.
Es decir, el “cachorro” no consolidó ni tampoco le dio crecimiento al Partido, sino que lo dejó caer a la segunda posición política, que ahora conserva Movimiento de Regeneración Nacional.
Todo el trabajo realizado por FRANCISCO “Kiko” ELIZONDO SALAZAR incluso de CÉSAR VERÁSTEGUI OSTOS lo desaprovechó o bien, no lo supo capitalizar, producto de la misma novatez, incapacidad y falto de experiencia.
Cualquier otra persona, desde el pasado lunes, hubiera puesto en la mesa su renuncia a la presidencia del CDE del PAN, pero LUIS RENÉ no lo tiene pensado. Y es que, en su misma inexperiencia, no sabe que en política no te pones, te ponen, ni te quitas, te quitan.
A ver si lo entiende.
Por donde quiera se ven caras caídas, producto de la zarandeada en los principales municipios y distritos y no es para menos. El resultado de esta última elección, pone en duda la continuidad del partido en el poder para el 2022 y pareciera que el “Cachorro” no lo ve así.
Perdió la Capital del Estado como Reynosa, ésta última en la que jamás debió quedar en manos del partido que hasta ahora, todo parece indicar que gobernará.
Y decimos que está en duda, si es que no se ponen a trabajar desde ahora, porque con Reynosa, Matamoros, Nuevo Laredo y Victoria, los votos pueden decidir la próxima elección de gobernador, carrera en la que se fortalece JESUS NADER NASRALAH y se cae la de algunos personajes como GERARDO PEÑA que de plano, en tres ocasiones que ha participado como candidato de mayoría relativa, las mismas que ha perdido.
También se le acaba la carrera hacia la gubernatura a OSCAR ENRIQUE RIVAS CUELLAR, toda vez que sólo alcanzaría a terminar su periodo como alcalde de Nuevo Laredo y ya se iría a su casa a descansar.
Aunque apenas empiezan a concluir las sesiones de cómputos finales y por ende, a entregar las constancias de mayoría relativa a alcaldes, diputados federales y locales electos, vendrá el periodo de impugnaciones y resoluciones.
Sin embargo, el año electoral para la elección de gobernador inicia en septiembre de este año y por tanto, para el mes de enero de 2022 o antes, ya debe haber una figura de quienes podrían ser elegidos para la gubernatura de Tamaulipas. De los contrarios del PAN hay más de uno o una.
En el Partido Acción Nacional es un tema que debe irse viendo con mucha anticipación, si es que se quieren refrendar en el poder por un nuevo periodo de seis años. En fin.