El espíritu de lucha que no vence ni el Coronavirus

Tiempo de lectura 3 minutos aprox.

Rufino Aguilera // Reportero

Para “La Panterita” el riesgo de entrenar boxeo en la vía pública no reduce las ganas ni se detiene para alcanzar su gran sueño: participar en el Campeonato Nacional de la CONADE en Acapulco, Guerrero.

Con tan solo 17 años, Gema Alejandra Guadalupe Morales Hernández, se prepara rumbo al torneo que por muchos tiempo ha estado esperando y que por la pandemia del Covid-19 había sido cancelado, pero ahora ha sido llamada por la CONADE para representar a Tamaulipas en este encuentro que reunirá a los mejores boxeadores juveniles de México.

Sobre la calle siete esquina con dos en la colonia Monte Alto Sipobladur, se reúne “La Panterita” con su entrenador el exboxeador profesional Francisco Omar Rodríguez mejor conocido como el “Tampico”, quien señala que al tener cerrado el espacio para poder preparar a estos atletas, han tenido que recurrir a practicar en la vía pública, incluso para evitar que la boxeadora gaste en pasajes para trasladarse a hasta Tampico lo hacen frente a su casa en el municipio de Altamira, ocupando la acera y un carril de la mencionada arteria vial, poniendo como barricada su motocicleta a fin de prevenir un accidente mientras realizan la práctica.

Una maleta en la banqueta, un cronómetro en la muñeca, su equipo de entrenamiento puesto y agua; es lo único que necesita el coach para que la “Panterita Morales” comience a tirar guantadas a su sparring Kevin Jonathan Acosta Castañeda, boxeador amateur que ayuda a entrenar peleando juntos.

Gema Alejandra, tiene una hermana gemela y dos hermanas más; solo ella tuvo el gusto por el boxeo desde los 14 años de edad, hoy ha concluido su preparatoria y busca ser maestra de primaria, sin dejar de seguir arriba de un ring, consumando éxitos y campeonatos con el respaldo de su familia y de la mano de su entrenador.

El “Tampico“ detalló que ahora que ya se restablezcan los torneos apegados a la nueva normalidad y cumpliendo con todas las medidas sanitarias, se tiene solo en la mente el compromiso de ir por ese campeonato en la categoría 51 kilos, con el que clasificó en los encuentros tanto regional como estatal, que le dio el pase a la única mujer altamirense para acudir al nacional.

Y para no quedarse de brazos cruzados aún y cuando los gimnasios están cerrados, desde Tampico hasta Altamira en su moto el ex pugilista y entrenador de la Panterita, se traslada para seguir entrenando a la joven atleta que además de darle un nocaut al Coronavirus espera dárselo a su contrincante cuando esté arriba del cuadrilátero y se vean las caras.