Exhortan a padres notificar problemas de salud de sus hijos a directivos de escuelas

Cynthia Gallardo/Reportera

Tampico, Tamaulipas.- Tras la muerte de un estudiante de 14 años de edad segundo grado “M” en el interior de la secundaria general número 2 a consecuencia de un “paro fulminante” según lo dieron a conocer paramédicos de la Cruz Roja; hoy, el secretario de educación del ayuntamiento porteño, Rogelio Carlos Caballero Silva exhortó a los padres de familia a notificar las afecciones a la salud que presentan sus hijos para así saber cómo actuar en caso de una emergencia.

“En el caso del estudiante inscrito en segundo año en la secundaria en la documentación, ellos no dijeron que el niño tenía problemas del corazón, ayer lo que dijo el paramédico “paro fulminante”. Son hechos que quisiéramos no ocurrieran lo que podría agregar es pedir a padres de familia que a veces lo toman: “no es importante”, notificar a las escuelas la más mínima problemática de enfermedad del niño para que maestros sepan cómo tratar a esa persona”

El funcionario municipal explicó que cuando se realiza la solicitud de un estudiante en un plantel, el padre debe de comunicarlo en las fichas de inscripción en dónde se cuestiona si padece alguna enfermedad y si cuenta con sustento médico, se pide agregar una copia dependiendo de la situación y aclaró que aunque se encontraban en física el estudiante no hacía los ejercicios.

“Si hubiera sabido la escuela que el niño tuviera problemas cardiacos hubiera tenido atención en enfermedades físicas. Aquí lo que la familia dio a conocer que un día antes habían estado en una caminata por el perimetral con el niño no estuvo haciendo ejercicios fuertes, ayer sufrió desgraciadamente. Se aplicaron los protocolos de respuesta lo que me informaron fue que hablaron de inmediato a Cruz Roja ya el tiempo de llegada de Cruz Roja no depende de ellos”

De la ausencia de maestras por el “Paro Nacional de Mujeres”; Caballero Silva indicó que los padres fueron notificados a través de un recado de la decisión de las docentes de no acudir a impartir clases, pero dependía de cada uno de los tutores decidir enviar o no a sus hijos y dijo hubo pocos estudiantes varones que fueron atendidos por personal masculino.