El puente ¿roto?

Maremágnum
Mario Vargas Suárez

El título de hoy lo tomo de la canción mexicana de ese mismo nombre y cuyo estribillo dice: “El puente roto le llamo yo, A tu cariño que se rajó… Así dejaste a mi corazón… Hecho pedazos por tu traición.”
La popular canción esta vez sirve para ilustrar la ‘iniciativa presidencial’ para concluir una etapa panista que tuvo la idea de institucionalizar los ‘puentes’ o como se llamó técnicamente: Los Fines de Semana Largos.
La información se difunde por todos los medios mexicanos cuando el presidente López Obrador, anunció en La Mañanera de este miércoles que a él no le “gustan los puentes” por lo que al concluir el presente ciclo escolar, presentará una Iniciativa de Ley para eliminarlos, instaurados en el gobierno del guanajutense Vicente Fox Quezada (2000-2006).
Asegura el Mandatario que los mexicanos ya no sabemos ni que celebramos y lejos de realizar educación cívica a la población, inclusive escolar, sobre todo para no seguir en el error, le pareció más congruente, de un plumazo, desaparecer los fines de Semana Largos y por lo pronto señala: 5 de febrero, 21 de marzo y 20 de noviembre.
De lo que no habló Don Manuel López, es respecto a otros días feriados como: El uno de enero, 1 de mayo, 5 de mayo, 16 de septiembre, 2 de noviembre, 1 de diciembre de cada sexenio, 12 de diciembre y 25 de diciembre.
La historia reciente dice que el Congreso de la Unión, a iniciativa del presidente Fox, modificó la Ley Federal del Trabajo y en el mismo mes de enero del 2006, emitió un Decreto para reformar el Calendario Oficial, acorde al reordenamiento laboral, quedando en suspender labores el lunes anterior al día ‘feriado’.
La modificación entró en vigor a partir de 2007, cuando Vicente Fox Quezada ya no era el titular del Ejecutivo Federal y en funciones presidenciales estaba Felipe de Jesús Calderón Hinojosa y ni el michoacano, ni el de Atlacomulco, Enrique Peña Nieto, modificaron esta determinación presidencial.
Ahora tenemos un presidente a quien no le gustan los ‘puentes laborales’ y sin escuchar asesorías de su gabinete o de los organismos que pudieran estar involucrados en el manejo de las finanzas, Don Manuel López anunció que esta época ya se acabó.
En el mismo tema y sin conocer las intenciones presidenciales, la Secretaria de Turismo (SECTUR) anunció que el pasado ‘puente’ del 3 de febrero, calculaba que dejaría una derrama económica de cuatro mil millones de pesos solo en hospedaje.
En un análisis al Calendario Escolar 2019-2020, ‘los puentes’ que aún se podrán disfrutar son: el viernes 13 de marzo habrá Consejo Técnico Escolar. Asimismo, el lunes 16 de marzo volverán a descansar ya que se recorrerá la conmemoración del natalicio de Benito Juárez del día 21.
En abril están las vacaciones de Semana Santa, contempladas del lunes 6 al viernes 17; en mayo suspensión el viernes 1 por El Día del Trabajo… aunque el lunes 4 habrá Consejo Técnico Escolar… pero el martes 5 no hay clases por la Batalla de Puebla.
Vale la pena la reflexión porque los escolares ¿tendrán asueto? desde el jueves 30 de abril -Día del Niño- hasta el miércoles 6.
El domingo 10 de mayo es inhábil, por lo que infiero las escuelas celebrarán o el viernes 7, o el lunes 11 de mayo; pero el viernes 15 otra suspensión oficial para festejar El Día del Maestro.
Junio no hay fechas oficiales de suspensión de labores escolares… solo la del viernes 5 que el Calendario Escolar señala otro Consejo Técnico Escolar y aunque los escolares no asisten a clases, los profesores tienen la obligación de sesionar en cuerpos colegiados.
Desde luego que los empresarios de hoteles, restaurantes y prestadores de servicios turísticos en general emitieron al voz de alarma, pues la mayoría entendemos que los fines de semana largos son para gastar más de habitual y si usted duda de esta afirmación, solo reflexione los gastos que se hacen de lunes a viernes y los de los fines de semana y corroborará que sábado y domingo gasta más.
En este México nuestro el gobierno de las ocurrencias o mejor conocido como la 4T las cosas siguen sucediendo como en otros tiempos, solo que ahora no es tan fácil ocultar los desatinos de los que ganaron una elección.
“El puente roto le llamo yo, A tu cariño que se rajó… Así dejaste a mi corazón… Hecho pedazos por tu traición.”