Mochilas…

VIDA DIARIA

Después de que se agudizaron los casos violentos, que se registraron agresiones y amenazas de jovencitos  a sus compañeros y maestras regreso el programa conocido como operación mochila.

Una acción que debe ser permanente, no es que se desconfié de todos los muchachos pero entre más seguridad se tenga que van por el camino correcto o que estudian en entornos afables es mejor.

Cierto es que desde que nació la propuesta de la operación mochila fueron muchas las opiniones encontradas, incluso hubo padres que se inconformaron por la medida asegurando se violentaban los derechos de los niños y jóvenes, no querían entender  que nunca está de más la supervisión,  es por el bien de todos.

Ayer en Tamaulipas arrancó nuevamente el programa de Operación Mochila, el Secretario de Educación, MARIO GOMEZ MONRROY, dijo que solo en el sur de nuestra Entidad, Tampico, Madero y Altamira, los padres siguen teniendo resistencia a que se les haga revisión a sus hijos.

En las escuelas donde se opongan a que se realice la operación mochila las autoridades escolares pedirán que los padres de familia firmen una carta responsiva, claro que no se desea que sucedan incidentes lamentables pero si algo sucede en alguna institución educativa donde se negaron a que se lleve a cabo la revisión, los principales culpables serán los que rechazan la medida y es que por más bien portados que sean nuestros hijos el diablo no duerme y  no hay que dejar el espacio abierto para que sucedan desgracias.

Ojalá los padres de familia de toda la Entidad terminen por entender que el principal objetivo es cuidar la integridad física y emocional de los niños y jóvenes y que todos debemos contribuir.

Antes se oponían porque aseguraban que se les violentaban los derechos a los muchachos y gente desconocida, policías, invadían su privacidad pero ahora el programa está más estructurado, participan los padres de familia, las madres revisaran a las niñas y los padres se encargaran de supervisar que las mochilas de los niños no carguen nada indebido y eso también debe dar confianza.

Claro, muchos jóvenes se opondrán porque de traer algo indebido en sus mochilas sus padres se enterarán directamente pero, insistimos, cuando los muchachos y muchachas no tienen nada que ocultar no tienen nada de qué preocuparse, el que les encuentren preservativos, anticonceptivos o toallas femeninas no es para asustarse ni apenar a nadie razón por la que no debería existir oposición al programa.

En fin, la situación es que ayer arrancó la operación mochila en Tamaulipas, el programa será permanente y se realizará de manera aleatoria, con las debidas recomendaciones de la Comisión de Derechos Humanos, compromiso de Autoridades Escolares y participación directa de los padres de familia se puede garantizar que en los planteles educativos los niños y jóvenes estén seguros y se eviten tragedias.

Los niños deben tener una niñez sin sobresaltos, los jóvenes en ocasiones por su edad actúan sin medir las consecuencias razón siempre será mejor hacer todo posible para evitar que cometan errores, recordemos que después de una desgracia nada es igual para nadie.

Insistimos,  la operación mochila puede salvar vidas y debe hacerse de manera sistemática, vigilada por padres de familia y autoridades escolares, esto ya es de humanidad no de leyes, conveniencias, rebeldía o extractos sociales, también servirá para prender alertas y corregir si se requiere,  más vale un jalón de orejas a tiempo en lugar de una tragedia.