LOADING

Palabra Clave

#Editoriales

Sufragio efectivo…

febrero 8, 2018

Maremágnum

Mario Vargas Suárez

 

Entiendo bien que hablar de la Revolución Mexicana (1910) pareciera no tener ninguna relación con este mes de febrero. Quizá lo ideal sea tocar este tema en noviembre o un mes antes, para ir ‘calentando’ el tema.

Sin embargo usted podrá estar de acuerdo conmigo si le comento que ese movimiento armado en el país se inició con dos principios básicos, que por cierto los gobiernos revolucionarios lo tomaron como lema en varios sexenios federales: Sufragio Efectivo, No Reelección. Muchos documentos oficiales se debían firmar con ese lema, así fue la norma.

Un principio básico de la vida es que todo lo que empieza, un día, en un momento, debe llegar a su culminación. La Revolución Mexicana para los estudiosos, el ciclo no se ha cerrado. La Revolución Mexicana no ha concluido.

En otros tiempos no muy remotos, los políticos frente a un micrófono levantaban la voz muy enérgica afirmando que México seguía re-evolucionando porque así lo marcó el movimiento que empezó en 1910 para derrocar al ‘Dictador’ Porfirio Díaz Mori.

Volviendo a la Revolución Mexicana, estoy seguro que el lector sabe que el sufragio no es otra cosa más que el voto que ejerce en una elección el ciudadano y lo que exigía el coahuilense Francisco I Madero con el llamado a las armas era precisamente que el gobierno de Porfirio Díaz respetara el voto.

La segunda parte del lema de la revolución fue precisamente evitar la perpetuidad en el poder y con ello ponerle fin a las constantes reelecciones del oaxaqueño Porfirio Díaz en la presidencia de la República.

Sin embargo como suele suceder, los intereses de unos cuantos hacen que la Carta Magna se modifique en el tema de la Reelección y entonces los 500 diputados más los 128 Senadores que conforman el Congreso de la Unión, autorizan la reelección, desoyendo los principios de ese movimiento armado que costó miles de vidas de connacionales.

La reforma a la Ley en materia electoral más reciente surge en 2014, es decir en el gobierno de Enrique Peña Nieto, y lo más destacable es que en ella ratifica que algunos cargos de elección popular como las presidencias municipales, a partir de esta jornada del primero de julio próximo, tengan la posibilidad de la reelección.

En otras palabras, el futuro electoral ya nos alcanzó y por ello usted escucha sobre la posibilidad de que algunos Alcaldes busquen la reelección en sus municipios, solo que esta Ley de Peña Nieto exige que para una reelección debe ser por el mismo partido que lo llevó a la Silla Grande del Municipio.

En caso de que el Presidente Municipal en funciones quisiera lanzar su candidatura como independiente, debió haber renunciado a su partido por lo menos a la mitad del período de su mandato.

Pero hay más. No solo los presidentes municipales y su cabildo pueden reelegirse, la modificación electoral también abre la misma oportunidad a los diputados federales y senadores, además de los diputados locales, en el entendido de que los legisladores que triunfen en la próxima contienda del 1 de julio del 2018, podrán buscar la reelección.

El gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, propuso la modificación a la fecha de toma de protesta del Presidente electo para el 1 de octubre, pero a partir de la elección de 2024. El Congreso de la Unión aprobó la iniciativa.

Es muy posible que seis meses sean de mucha espera para el relevo del Ejecutivo entrante y solo baste una tercia de meses para conformar el Plan Nacional de Desarrollo que necesita el País. No lo sé.

El tema para muchos especialistas desde luego que no es nuevo, porque desde hace años se ha venido discutiendo esa modificación a la ley en la materia hasta que llegó a la misma Constitución General del país.

Cierro este espacio para comentarle un dato quizá que pueda confundir a los ciudadanos. ¿Sabe usted cuántas boletas recibirá para emitir el voto?

Una para presidente de la República; una para Senador; una para Diputado Federal; una para Diputado Local, una para Presidente Municipal. No es el caso de Tamaulipas pero hay entidades que recibirán una boleta electoral más: para gobernador.

Solo en la boleta para Presidente de la República, si la cosa sigue igual aparecerá el nombre de. Ricardo Anaya Cortés, José Antonio Meade Kuribreña, Manuel Andrés López Obrador… más los que se acumulen con los independientes. Quizá valga la pena recordarle que los tres primeros van en coalición partidista y en varias entidades no se logró esta unión, como en el caso de Tamaulipas que el PRI, PANAL y VERDE no se pusieron de acuerdo.

La modificación a la Ley Electoral de 2014 dejará para la historia lo que vamos a vivir en los meses próximos, por lo pronto el principio básico revolucionario de la No Reelección está sepultado.

 

Tags:

Notas Relacionadas

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *