LOADING

Palabra Clave

#CdVictoria Contraportada

Prefiere SNTE dar “regalo” de $724 mil a su líder sindical que ayudar enfermos

mayo 25, 2017

Alejandro Paz/La Expresión

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) carece en Tamaulipas de una partida presupuestal especial para dar atención médica a maestros jubilados, pero sí destinó más de 700 mil pesos para dotar de una camioneta Jeep Cherokee 2017 al secretario general Rigoberto Guevara Vázquez.
En entrevista, el representante del magisterio de la Entidad consideró como lógico que no alcance para atender como debe ser a todos, porque no cuentan con un recurso especifico para darles atención médica.

“La verdad que un recurso especifico no, apoyamos de alguna manera con aparatos ortopédicos como lo tenemos nosotros con algún recurso para el gasto médico o trasladarlo a alguna clínica que sea mejor la atención, pero no existe una partida especial para eso”, explicó.

¿En qué condiciones presupuestales se encuentra la sección 30?, se le preguntó.

“Pues también estamos en la austeridad como todos lados, en eso sí”, respondió.

Sin embargo, una investigación realizada por La Expresión, confirma que un mes después de asumir como secretario general de la Sección 30 Guevara Vázquez, aceptó que el dirigente nacional Juan Díaz de la Torre le comprara una camioneta Jeep Grand Cherokee Limited modelo 2017.

La factura en poder de La Expresión, revela que el pago fue realizado el nueve de noviembre del 2016 a la agencia Automotriz Tamaulipas, ubicada en la calle Juan B. Tijerina de esta Ciudad, en una sola exhibición mediante transferencia electrónica de fondos por la cantidad de 724 mil 900 pesos por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación con domicilio en calle Venezuela número 44 en la delegación Cuauhtémoc en la Ciudad de México.

La unidad con número de serie 1C4RJEBG5HC622860 es una Jeep Grand Cherokee Limited 4×2 de seis cilindros con un motor de 3.6 litros y transmisión automática de ocho velocidades.

La camioneta corresponde a la versión de lujo, por lo que cuenta con asientos de piel, cristales tintados, quemacocos, rines de aluminio satinados de 20 por 8.0, con detección de punto de ciego y cruz.

Ensamblado en Estados Unidos e ingresado a México por la aduana de Piedras Negras, Coahuila en agosto del 2016, este vehículo tiene un costo de 624 mil 913 pesos con 80 centavos, a lo que se suma el impuesto del valor agregado correspondiente a 99 mil 986 pesos, dando un total de 724 mil 900 pesos, según la factura C-1365 elaborada por Automotriz Tamaulipas.

El reporte de autoridades fiscales de Tamaulipas, indica que fue el 16 de noviembre del año 2016 en que la Sección 30 del SNTE pagó de tenencia y emplacamiento una cantidad superior a los 20 mil pesos, siéndole asignada la matricula de circulación XLG-6228.

Lo anterior contrasta con las historias del profesor Marco Antonio Hernández y del intendente José Oliverio Martínez, que aunque pertenecen al sindicato su vida es de necesidades.

El primero con una pensión mensual de 12 mil 500 pesos, y el segundo con cinco mil 300 pesos dividen sus ingresos entre descuentos, compra de medicinas y alimentos especiales.

Mientras que sus familias reconocen que ellos han sido olvidados por la sección 30 del SNTE, éstos últimos demuestran que su prioridad es darle lujos a su dirigencia sobre sus enfermos.

Tags:

Notas Relacionadas