En Atlas, ni las manos metieron

Fuente: El Informador
A Rayados de Monterrey le bastaron 15 minutos para eliminar a los Zorros y avanzar a Semifinales

Atlas certificó en Monterrey todo lo que se pensaba de su serie ante Rayados.

Primero, que poco o nada tenían que hacer ante el equipo más dominante de la Liga MX en el Apertura 2017.

Segundo, que la maldición del superlíder tiene que ver con el momento como cierre precisamente ese equipo, y Monterrey fue una máquina que terminó a todo vapor el torneo.

Tercero, que sólo en Guadalajara había quien creía que los rojinegros podían eliminar a Rayados.

Anoche a los regios les bastaron 15 minutos para sentenciar con jerarquía la serie, redondear un cruel 4-1 en el juego de vuelta de los Cuartos de Final, y un abultado 6-2 en el marcador global.

Pocas variantes

Con pocas opciones entre lo limitado de su plantel y las lesiones, José Guadalupe Cruz decidió que prácticamente los mismos que perdieron la ida en el Jalisco jugaran la vuelta en Monterrey.

Su única modificación fue el ingreso del inglés Ravel Morrison en el medio campo en lugar del errático Javier Salas.

Con los locales Mohamed recuperó a José María Basanta en la defensa central y a Neri Cardozo en el medio campo.

Atlas dio la sensación de tener la intensidad y el futbol para por lo menos vender cara la eliminación, pero, al igual que la ida, fueron dadivosos con los regios.

Así, en 15 minutos el rival terminó con la eliminatoria, cortesía de la visita. Primero al minuto 14 Rayados los toma mal parados y en tres toques de primera intención Funes Mori liquida con disparo de zurda a la altura del manchón de penalti. Con el 1-0 los tapatíos necesitaban tres goles sin respuesta del rival para avanzar.

Al 25’, en un saque de banda a favor, el Atlas se las arregla para perder la pelota incluido un choque entre tres rojinegros. La jugada prospera hasta las afueras del área donde Carlos Sánchez define con gran disparo, que deja sin oportunidad a Fraga. 2-0 que obligaba a los Zorros a marcar cuatro tantos sin respuesta.

Al minuto 29 es Garnica quien quiere tocar de taquito, en media cancha, y con su equipo abierto; el novato regala la pelota a Avilés Hurtado y el colombiano vacuna a las afueras del área para el 3-0. Atlas necesitaba para entonces la regla del boxeo, ésa de aventar la toalla.

La primera mitad terminó con más emociones. El gol del Atlas por la vía del penalti bien cobrado por Milton Caraglio (33’), y el colmo rojinegro, cuando Fraga se estrella con Barreiro y regalan el esférico a Avilés, que pone el 4-1.

En el complemento Rayados sobrellevó al rival, que perdió a Rafa Márquez por lesión —a su salida de la cancha el “Káiser” fue ovacionado por los asistentes— y que ni con Alustiza tuvo la mínima oportunidad de hacer más decoroso el marcador.

 

Noticias Relacionadas