El intocable…

CENA DE NEGROS
Marco A. Vázquez

 

Finalmente el poder del exgobernador Eugenio Hernández Flores ha sido suficiente para que la justicia en México no lo toque ni con el pétalo de una rosa, así, con todo y que en Estados Unidos le acusan de haber robado mucho dinero público en este país y que lo usó de manera fraudulenta del lado americano acá no pasa nada.
¿Es cómplice de Egidio?, ¿Lo protegieron el Secretario de Gobernación y el Presidente como mil veces se dijo?, quien lo sabe.
Lo único real es que este gobierno estatal de Francisco García Cabeza de Vaca fue el primero en llamarlo a cuentas y ahora por salud no debería permitir la extradición de Eugenio hasta en tanto no aclare la situación del dinero, es decir, comprobarle que es real el saqueo y obligar al exmandatario a regresar un recurso que presuntamente nos pertenece a todos los tamaulipecos.
Digo, ¿Por qué tendría que arrebatarle el gobierno de Estados Unidos un dinero que es de Tamaulipas o de los mexicanos y quedarse con el mismo?, lo mejor para todos, en este caso, sería que aquel gobierno colaborará con las autoridades mexicanas hasta que puedan sustentarse los delitos que presuntamente cometió el exgobernador y llevarlo a juicio para que regrese lo que se hubiese llevado.
Las dudas quedarán en el aire ya que la extradición parece una sentencia fatal, los tamaulipecos ni siquiera sabremos cómo habrá de resolverse el tema en Estados Unidos y quizá sea un par de años, o menos, los que Eugenio pase en prisión, declararse culpable, acuerde pagar multas y regresar dinero para salir de la cárcel ya que hasta hoy no se le imputan delitos diferentes a manejo ilícito de recursos.
Otra terrible realidad es que Eugenio ya no es el mismo, de aquel gigoló a la mexicana pasó a ser un hombre al que de pronto se le vinieron los años encima, se ve demacrado, dañado emocionalmente.
Claro es que todo el deterioro se lo han causado sus examigos, hombres y mujeres que lo han dejado a su suerte, que lo abandonaron para saciar ambiciones políticas, personajes que hoy le traicionan al decir que no lo conocen o preferir lavarse las manos y permitir que se lo lleve la justicia de Estados Unidos sin siquiera pronunciarle una frase de aliento.
¿Es Eugenio culpable?, para sus enemigos políticos y una parte del pueblo lo es y no solo de las acusaciones que hoy pesan sobre su cabeza, también de muchas más, para su familia solo es un proceso de aclarar de dónde ha obtenido el dinero y que superará en el corto plazo, los amigos ya no le queda uno solo, la gran mayoría cuando se les pregunta del tema no pasan de decir que le desean un proceso justo y apegado a derecho, otros aseguran que solo lo conocen de vista o no pasaron de ser sus empleados, exacto, lo mismo que dice una pequeña parte del pueblo que ve beneficio en su detención pero que no opinan hasta en tanto se le juzgue y se actúe en consecuencia.
Por lo pronto parece que Eugenio será tratado como un angelito y gozará la impunidad de siempre en el gobierno federal, para su desgracia no es la misma frecuencia que tiene en el Estado y un hecho es que no saldrá de prisión tan pronto como lo hubiera imaginado, que el gobierno de Tamaulipas le sigue varias investigaciones y que en Estados Unidos lo esperan para procesarlo por otros delitos, lo más triste, para Eugenio, es que en este momento solo es intocable por los que se decían sus amigos, ellos no lo quieren tocar en ninguna conversación, menos quiere que se les vincule con él cuando de sobra de sabe que se hicieron multimillonarios gracias a la protección de quien hoy dicen solo conocieron de vista.
En otras cosas… el gobierno de Estados Unidos colaboró con el de Tamaulipas para robustecer las capacidades del personal técnico del Centro Estatal de Evaluación y Control de Confianza de Tamaulipas (C3), mediante instructores de la Embajada de Estados Unidos en México que en coordinación con el Centro Nacional de Acreditación y Certificación, impartieron el curso “Investigación de Antecedentes”.
El curso se logró mediante la gestión que el Centro Nacional de Certificación y Acreditación realizó en el marco de colaboración de la Iniciativa Mérida que México tiene firmado con el gobierno de Estados Unidos y este tipo de capacitación se concede a los Centros de Evaluación y Confianza que tienen altos niveles de desempeño y servicio como es el caso del C3 de Tamaulipas.
Para los participantes, el curso tuvo una duración de 40 horas y trato de que adquirieran más conocimientos que robustecen sus habilidades, competencias y aptitudes, para elevar la calidad del servicio a los usuarios que son todos aquellos que aspiran a ser integrantes y permanecer en las instituciones de seguridad pública y procuración de justicia de Tamaulipas.
@CENADeNegros1 le agradecerá un Me Gusta en su fanpage de facebook y que nos siga en la cuenta de twtter @gatovaliente, además le dejo el correo electrónico a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

Noticias Relacionadas