Presidencia dice que EPN sacará en un año los 106 compromisos que faltan.

A 13 meses de que concluya su mandato, el Presidente Enrique Peña Nieto tiene pendientes 106 de los 266 compromisos que firmó ante Notario Público en la campaña de 2012. A una solicitud de información de este medio digital en la que se le cuestionó las razones para no haber cumplido una lista notariada cuando ha transcurrido la mayor parte del sexenio, Los Pinos respondió que “se tiene previsto cumplirlos durante el actual periodo del Poder Ejecutivo Federal, mismo que concluye el 30 de noviembre de 2018”.

De acuerdo con ello, el ritmo deberá acelerarse. Los pendientes van desde la creación de una comisión de combate a la corrupción, la construcción de carreteras, hospitales, sistemas de transporte local hasta garantizar la paz en ciudades donde en los últimos años el índice de delitos se incrementó como Guerrero y Veracruz. En Yucatán está pendiente la construcción y equipamiento de 10 centros integrales de seguridad en las principales ciudades del estado como Tizimín, Tekax, Mazcanú y Mérida.

En los meses que le quedan al peñanietismo, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes deberá concluir más de treinta proyectos. Por su parte, la Secretaría de Educación Pública, otra decena. La de Salud debe 16 promesas que se distribuyen en los estados.

La Transparencia cuesta y el intento de acceso al cumplimiento de los compromisos del Primer Mandatario lo muestra. Eje de su discurso durante la campaña, las promesas notariadas jamás estuvieron disponibles en la página oficial de datos abiertos del Gobierno federal [http://www.gob.mx/presidencia], por lo que los ciudadanos no tuvieron acceso al grado de su cumplimiento.

Pero si un ciudadano desea conocer cuáles de los 266 compromisos, el Presidente reconoce haber cumplido y cuáles no, puede estar tranquilo. La Presidencia de la República cuenta con un documento en el que registró la lista “con el estatus” de cada uno. Los cumplidos y los que están en proceso de cumplimiento, según respondió a la solicitud de información hecha por este medio.

Pero ese ciudadano deseoso de Transparencia no tendrá el documento de manera gratuita. Para entregárselo, Los Pinos se atiene a la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información. Así que le cobrará 598.50 pesos por un cúmulo de 32 hojas. Cada hoja cuesta 50 centavos; su reproducción, 16 pesos. Además por el envío deberá pagar 16 pesos.

Según una revisión de la Unidad de Datos de SinEmbargo, en los primeros 18 meses de gestión, el Jefe del Ejecutivo había entregado 4.5 por ciento y al completar dos años, había alcanzado el 4.8. Cuando llegó a la mitad de su mandato, tenía el 10.52 por ciento. Un año después, en la coyuntura de la entrega del Cuarto Informe de Gobierno, tenía 22.9 por ciento.

Enrique Peña Nieto sólo estará un año más en el Gobierno y para entregar lo que le falta –si se considera el ritmo con el que ha cumplido– necesitará otros 10 años de Gobierno. Los números, obtenidos por este diario digital, reflejan bastante lentitud en los primeros años y gran velocidad en 2015, 2016 y 2017. Aun así, falta más de la mitad.

LOS CANCELADOS

El cumplimiento de las promesas del Presidente Enrique Peña Nieto está en riesgo si se toma en cuenta el ajuste al gasto público en 2015 y 2016.

Hace dos años, el Gobierno federal reaccionó a la subida del precio del petróleo con un ajuste de 124.3 millones de pesos. En febrero de 2016, anunció uno más por 132 mil 300 millones de pesos por la misma razón. En junio del mismo año, para hacer frente a las consecuencias económicas de la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, presentó otro de poco más de 30 mil millones.

Una de las dependencias más afectadas por los recortes fue la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), a cargo de Gerardo Ruiz Esparza, porque es la que concentra el mayor número de las promesas pronunciadas en campaña.

Ejemplo de la perturbación económica sobre los compromisos es la cancelación del 243 que implicaba la construcción del tren transpeninsular desde Mérida, Yucatán, hasta Puerto Venado,

-Quintana Roo y el tren rápido Querétaro-Ciudad de México.

Noticias Relacionadas