LA SEÑORA DE LAS GORDITAS. 

EMPRENDEDORES POLÍTICOS 349. 

POR: Humberto Zúñiga López. 

 

 

-ESTE VIERNES PODRÍA CONOCERSE QUIÉN SERÁ EL NUEVO DIRIGENTE DEL PRI EN TAMAULIPAS. 

-MUCHOS APUNTAN A QUE SERÁ EL MANTENSE ALEJANDRO GUEVARA COBOS, PORQUE EL CENTRO LO ELEGIRÍA POR DEDAZO. 

Si no hay cambio de planes, para este viernes se sabrá quién será el elegido para dirigir al tricolor en nuestro estado, luego de que el delegado JOSÉ MURAT CASAB reúna a los aspirantes en la CIUDAD DE MÉXICO. 

Los integrantes de la septeta política se truenan los dedos no porque haya desconfianza en lo que cada uno trae en su respectivo morral, sino porque saben que podría haber “mano negra” y no precisamente me refiero a la de RICARDO GAMUNDI, cuyo coto de poder en el estado ya no está vigente. 

De acuerdo a los enterados, la pelota está en el aire y el ganador estaba entre ALEJANDRO GUEVARA COBOS y ÓSCAR LUEBBERT, pero daban más posibilidades al mantense. 

Habrá qué preguntarse si los delegados firmantes de última hora cambiaron de gallo, porque todo indicaba que LUEBBERT se llevaría la rifa del tigre; sin embargo, todo cambió con los señalamientos de presuntas relaciones peligrosas. 

¿Por qué? 

Porque así siguen gastándosela aún interior del PRI. 

Si partimos del hecho que su dirigente nacional, ENRIQUE OCHOA REZA, llegó por el vulgo dedazo, entonces no podríamos esperar otro método para determinar quién será el nuevo líder priísta. 

Desde aquel 9 de junio en que se emitió la convocatoria para el proceso interno de elección del presidente sustituto en TAMAULIPAS, todo sigue siendo un albur, sin la seguridad de que alguno de los personajes sea el bueno. 

Si a experiencia vamos, la dirigencia se iría por el reynosense LUEBBERT; pero tendría demasiadas fricciones con el actual gobierno estatal, que no haría el papel adecuado que requieren los priístas; es decir, no respondería a las expectativas de la dirigencia nacional porque le movería al avispero y se encontraría en una desagradable desventaja. 

Si se van por ALEJANDRO GUEVARA, espere usted una serie de manifestaciones de los grupos al interior de su propio organismo que no lo quieren por ser considerado una imposición del centro. 

Además de que habría más de un grupo político que le jugaría las contras por debajo de la mesa. 

Desde la señora de las gorditas del bulevar, a un lado del edificio del PRI, a la que le quedó a deber cuando era dirigente del FRENTE JUVENIL REVOLUCIONARIO en el estado. 

Al menos así lo consignó en aquel entonces en su tan gustada columna mi amigo JUAN ANTONIO MONTOYA. 

Ya no supimos si logró escaparse de pagarle a tan humilde y bondadosa dama, o le tiene aún guardado el cuaderno donde apuntó el adeudo del consumo, que si a intereses vamos, ya le alcanza para adquirir una casa. 

Se antoja difícil que OCHOA REZA le dé la oportunidad a los jóvenes valores como LUIS ENRIQUE ARREOLA VIDAL, porque lo que se viene en el 2018 no es cualquier cosa y requieren de la experiencia que solo dan los años y los cargos. Se juega el destino político no solo del Presidente ENRIQUE PEÑA NIETO, que requiere de todas las fuerzas estatales para sacar adelante a quien lo represente en la sucesión. 

Se juega la continuidad de su partido tricolor y en nuestra entidad; se juega la fórmula del Senado y las 300 diputaciones federales, que no son cosa menor, porque ahí podrían llamarlo a cuentas y hasta llevarlo a prisión en el peor de los casos. 

Esperemos este VIERNES NEGRO. 

Noticias Relacionadas