Siete años y el recuerdo sigue vivo

Ayer se cumplieron siete años de la tragedia, han transcurrido 2,555 días de que dejaste este mundo, pero por tu don de gente y buen amigo tu recuerdo sigue vivo.

Dicen que las personas de bien nunca se van del todo, y si, así es porque ya son siete años que te fuiste  y sigues presente por las buenas acciones que hiciste.

El día de tu partida hasta el cielo lloro su despedida, el tiempo pasa pero tú recuerdo GÜERO, no se olvida.

Hace siete años negros nubarrones oscurecieron el cielo de la capital tamaulipeca, la lluvia que caía violenta se confundía con las lágrimas de todos los que  te querían.

De las tormentas que Tamaulipas ha vivido esa es la que más se ha sentido, la del día en que un buen amigo de este mundo había partido.

Cierto es que de las tempestades nadie sabe cuál será realmente la magnitud, que rumbos pueden tomar o cuánto daño y destrucción dejaran a su paso, pero es un hecho que con sueños y esperanzas pueden terminar.

Aquel 28 de junio mientras el sistema meteorológico anunciaba la temporada de huracanes, una tormenta inesperada llegaba, tu cuerpo sin vida se quedaba pero tu alma al infinito se elevaba. Se lloraba tu partida, pero como te fuiste en paz DIOS al cielo te esperaba.

Pasaron ya siete años y parece que fue ayer cuando las paredes del congreso del Estado se estremecían al escuchar al unísono el nombre de ENRIQUE BLACKMORE SMER quien como siempre puntual llegaba por última vez al recinto, pero esta vez no llevaba una iniciativa, no tomaba la tribuna para inconformarse por los altos costos de las tarifas eléctricas, en esta ocasión era para despedirse, se le daba el último adiós.

Fuiste un gran ejemplo de tenacidad y esfuerzo para muchos políticos de tu generación y hoy sigues siendo para  jóvenes inspiración.

Claro que no eras monedita de oro para caerle bien a todos, pero quienes te conocieron y contigo convivieron cuando menos una palabra de aliento de ti recibieron.

Esa es la razón por la que da gusto que a través de los años la gente con cariño te siga recordando.

Ya siete años de que te fuiste de este mundo hostil pero con alegría veo en las redes sociales que tu recuerdo sigue vivo.

Sigue vivo porque fuiste una persona que supo privilegiar la amistad, tender una mano sincera cuando más se necesitaba sin esperar nada a cambio y eso AMIGO QUERIDO no se olvida.

Como buen gestor que eras  intercediste ante el creador, ayer al igual que el día de tu partida llovió, y eso hoy es una bendición, seguro uno de tus compadres, al cielo por ti una oración elevo y la gestión te agradeció.

Al gran AMIGO, ENRIQUE BLACKMORE SMER, siete años han pasado y su recuerdo sigue vivo.

vida.diaria@hotmail.comtwitter@VidaDiaria1,www.vidadiaria.com.mx

 

Noticias Relacionadas